Tu mundo es igual que el mío.


10.06.2009

-Póngame otro whisky.
-¿Otro?
-Sí.

-¿Ha estado por aquí un chico joven hoy?
-Aquí no suelen venir jóvenes... Bueno, espere, sí que ha venido uno... ha estado en esa mesa de ahí sentado mucho tiempo y mirando al reloj todo el rato. Estaba nervioso... parecía que esperaba a alguien. ¿Le esperaba a usted?
-Y eso qué importa ya.
-¿Por qué le ha dejado plantado?
-Cambie el sujeto por el complemento y el complemento por el sujeto.
-¿Cómo?
-...póngame otro whisky.

2 Comments:

  1. daltonicadelespacio said...
    el whisky
    no es la solución
    pero ayuda
    (como el tabaco)
    Hollie A. Deschanel said...
    Y miles más, que con "otro más" se acumula una larga lista. Muás!

Post a Comment